QUIENES SOMOS
Misión/Visión      Inmuebles      Desarrollos inmobiliarios      Servicios      SOLNews      Inicio      Contacto     


 
 

 



Desde la asunción del nuevo presidente de la Nación Mauricio MACRI, usted precibe que las expectativas económicas

EMPEORARON
ESTAN IGUAL
MEJORARON
NO SE

 

Argentina cíclica: tres default y una historia de tropiezos crediticios

por VERONICA DALTO

 

Argentina cíclica: tres default y una historia de tropiezos crediticios

 

Argentina está sufriendo estos días las consecuencias de no haber cerrado el default de 2001. Y otra vez se encuentra al borde de la cesación de pagos si el juez Thomas Griesa no repone el stay (cautelar) sobre la sentencia favorable a los holdouts para pagar el bono Discount que se encuentra en tiempo de descuento hasta el 30 de julio. Este comportamiento cíclico obliga repasar la historia para recordar que el país pasó por otros siete eventos de deuda, entre cesaciones y reestructuraciones a lo largo de la historia.

El economista e historiador Roberto Cortés Conde enumera tres momentos en la historia que Argentina dejó de pagar su deuda:

- En 1826, cuando el país dejó de pagar un empréstito a Baring Brothers que había obtenido para financiar la guerra con Brasil. La razón fue el desfasaje entre la recaudación y el nivel de deuda extranjera cuando el país suspendió la convertibilidad de la moneda local con el oro. La deuda se pagó 30 años después con otro empréstito a la provincia de Buenos Aires (separada del resto de la confederación) de un millón de libras esterlinas. ?Fue la precondición para la entrada de capitales que permitió la construcción de ferrocarriles y puertos?, dice Cortés Conde a El Cronista. En 1880, la nación se hizo cargo del préstamo a la provincia.

- Luego, en 1890, la casa Baring se declara insolvente tras fallar la colocación de títulos de la compañía de provisión de agua bonaerense -Water Supply- y arrastrar al resto de los títulos argentinos de los que era prestamista. El impago se renegoció con otro préstamo de la banca Morgan en 1891. En 1905 se volvió a reestructurar esa deuda a una tasa más baja para el país al amenzar con un pago en efectivo aprovechando la disponibilidad de crédito internacional.

- Finalmente, durante 2000 y 2001 el país intentó complementar una serie de medidas fiscales con asistencia financiera internacional (blindaje, megacanje) que no lograron frenar la fuga de capitales, el default de más u$s 144 mil millones de deuda pública y el fin de la convertibilidad con el dólar.

El trabajo Sovereign Defaults & Debt Restructuring, publicado por MIT Press, agrega cesaciones de pago a nivel provincial en 1915 y 1930: Entre los países latinoamericanos, Argentina, Ecuador y Uruguay entraron en mora en en la ola de default más reciente, así como la mayoría de las oleadas anteriores (aunque Argentina se destaca por no incumplir su deuda en la década de 1930, al menos a nivel federal), indica.

Argentina fue uno de los pocos países del mundo que siguió pagando sus deudas en medio de la Gran Depresión del 30, y el único de latinoamérica en evitar el default entre guerras.

Pero la década del 80 fue mala para el cumplimiento de la deuda de toda América latina incluyendo Argentina.

Al lapso de apertura financiera y endeudamiento de fines de los 70 y principios de los 80 le siguió un período de racionamiento externo de fondos -suba de la tasa de interés internacionales- que derivó en la crisis de deuda de 1982, en manos de bancos privados. Le tomó once años a Argentina resolver la crisis de deuda de los 80 con el llamado Plan Brady (con el Estado absorbiendo gran parte de la deuda privada).

Antes, en 1989, el Estado canjeó compulsivamente los depósitos a plazo fijo superiores a un millón de australes a cambio de bonos, de esta manera se salteaba a los bancos como financiadores de su déficit fiscal.

Hoy el país espera que la historia no se repita.

FUENTE: CRONISTA COMERCIAL