QUIENES SOMOS
Misión/Visión      Inmuebles      Desarrollos inmobiliarios      Servicios      SOLNews      Inicio      Contacto     


 
 

 



Desde la asunción del nuevo presidente de la Nación Mauricio MACRI, usted precibe que las expectativas económicas

EMPEORARON
ESTAN IGUAL
MEJORARON
NO SE

 

No habrá nuevo plan económico sino un ajuste forzado

El escenario que se avecina es uno en donde la administración kirchnerista va a enfrentar presiones por espacios de poder considerando que la oposición tendrá un triunfo importante?, advirtió Jorge Piedrahita, CEO de la firma Torino Capital, al analizar las variables políticas y económicas del país a una semana de las elecciones legislativas.

Con más de 20 años de experiencia en el mercado, Piedrahita comenzó a trabajar en 1990 en Citibank Argentina, que lo llevó a Nueva York, donde manejó la mesa de renta fija de mercados emergentes. Luego, fue director de Securitizaciones a cargo de los programas mundiales de de Ford Motors. A partir de 2011 creó Torino Capital, un banco de inversión y broker dealer, que trabaja junto con RBC Capital Markets.

¿Cómo cree que impactará en las elecciones la ausencia de la presidenta de la escena política por un mes?

No veo impacto en el resultado electoral, el cual creo que ya está determinado. Dado el posicionamiento de algunos políticos, pareciera que la lucha por espacios de poder se está acelerando, o sea, que la transición política está comenzando. Es por esto que esperaría una fuerte batalla luego de las elecciones entre la presidente, que quiere retener poder negociador para lograr protección política luego de que entregue la presidencia, y la estructura peronista que demandara claros espacios de poder.

¿Cuál es su análisis acerca del acuerdo del Gobierno con el Ciadi?

El anuncio está dado por la dura necesidad de dólares. En esta situación, tiene sentido tomar un crédito del Banco Mundial a tasas bajas e invertirlo en proyectos locales.

¿Cuál cree será el escenario político resultante?

El kirchnerismo va a enfrentar presiones por espacios de poder, considerando que la oposición tendrá un triunfo importante. La agenda política del Gobierno sufrirá una parálisis a menos que busque consensuar, aunque es poco probable. Una menor caja en lo fiscal le dificultará el alquiler de lealtades políticas. Otro escenario probable podría ser que el Ejecutivo no pueda realizar la conducción básica del país, creando un vacío de poder que lleve al cambio anticipado de administracion. Hará falta un elemento catalítico que provoque esta situación y la probabilidad no es muy elevada en estos momentos, pero puede existir.

¿Quién es el candidato que mejor está posicionado?

A nivel local, hay una idealización de Massa quien en realidad era kirchnerista no hace tanto tiempo y es una figura con relativamente poca trayectoria, aunque no está garantizado que sea el próximo presidente.

¿Qué impacto podrían tener las elecciones sobre los mercados?

La gran pregunta es si la situación de desbalances macroeconómicos se sostendrá hasta que haya un cambio de administración. Si no sucede, podría sobrevenir un período de caos. Si se sostuviera, los mercados que siempre se anticipan, comenzarían a valuar los activos con variables post-kirchneristas. Es decir, subirían asumiendo un cierto plan económico.

 

¿Qué espera, en términos económicos, para los dos años de gestión que restan?

Los riesgos económicos de los próximos dos años que nos llevan a ser cautelosos son una alta inflación, recesión, default técnico de la deuda Ley Nueva York y la caída en el precio de los granos. Esperamos algunos cambios luego de las elecciones pero muy modestos. No habrá nuevo plan económico sino un ajuste forzado de ciertas variables para que el esquema presente se sostenga durante los dos próximos años.

¿Cuál cree que deberá ser el rumbo que tome el país en 2015?

El nuevo presidente en el 2015 tendrá pocas alternativas en materia económica. De modo que una posición pragmática es casi inevitable. En este escenario, podría haber una fuerte entrada de capitales y un crecimiento liderado inicialmente por la inversión, sólo si se generan ciertas políticas macroeconómicas y un contexto jurídico y regulatorio favorable a la inversión.

Fuente: CRONISTA COMERCIAL