QUIENES SOMOS
Misión/Visión      Inmuebles      Desarrollos inmobiliarios      Servicios      SOLNews      Inicio      Contacto     


 
 

 



Desde la asunción del nuevo presidente de la Nación Mauricio MACRI, usted precibe que las expectativas económicas

EMPEORARON
ESTAN IGUAL
MEJORARON
NO SE

 

Cuesta 50% más caro en pesos paquete turístico para el exterior Por: Pablo Wende

El aumento del tipo de cambio acumulado en el último año y el recargo del 20% encareció sustancialmente la compra de paquetes turísticos y pasajes al exterior. En relación con 2012, la contratación de viajes internacionales se encareció ya casi un 50% en pesos. Pese a esto, en las agencias de turismo aseguran que los clientes se apuran para efectuar contrataciones para el verano, Semana Santa y en algunos casos hasta para las vacaciones de invierno de 2014. El motivo es en todos los casos el mismo: adelantarse a posibles medidas que encarezcan más este tipo de contrataciones o que se establezcan cupos para usar la tarjeta de crédito en el exterior, al estilo Venezuela. Un ejemplo permite entender sencillamente el asunto: la contratación de un "all inclusive" para un grupo familiar de 10.000 dólares costaba en octubre del año pasado unos 47.300 pesos, lo cual surgía de aplicar el tipo de cambio oficial de $ 4,73. Ahora, en cambio, debe pagar el dólar oficial y un recargo del 20%, que arrancó en abril para la compra de pasajes y paquetes (el 15% inicialmente sólo se aplicaba a uso de tarjeta en el exterior).

El "dólar tarjeta", que no es otra cosa que el tipo de cambio oficial más el recargo del 20%, se ubica en $ 7,02. Esto significa que para el mismo viaje habrá que pagar alrededor de $ 70.200, lo que representa un encarecimiento del 48,4%. Y todo indica que este proceso se acentuará, ante el aumento del ritmo de suba del dólar que impulsa el Gobierno en el mercado oficial. El aumento interanual ya está en el orden del 23,6%, el más elevado desde 2009.

Existe otro motivo que incentiva la compra de pasajes y paquetes al exterior aun a pesar del encarecimiento, que es el aumento de la brecha entre el oficial y el dólar en las cuevas, que se ubica en niveles cercanos al 65%. Debido a esta diferencia, la contratación costará en realidad 7.300 dólares, o sea un 27% calculado en dólares billete. Así, las familias que tienen ahorros en dólares y los quieren aplicar a viajar se encuentran con la posibilidad de hacerlo a precios más que baratos medidos en moneda dura, a pesar del encarecimiento notable en pesos. Como tanto la contratación de pasajes, paquetes y gasto con tarjeta en el exterior impacta directamente en las reservas, al Central se le presenta un dilema. Una alternativa para el Gobierno es aumentar el recargo para viajar al exterior o directamente imponer un cupo al gasto con tarjeta. De esta forma, al encarecerse aún más los viajes bajaría el número de argentinos dispuestos a viajar fuera del país, lo cual mejoraría el balance de reservas del BCRA. Claro que este planteo lineal no tiene en cuenta otro factor: cuando se cierra alguna "canilla" de acceso a dólares, la consecuencia inmediata es un fuerte aumento del tipo de cambio en las cuevas, lo cual elevaría aún más la brecha con el oficial (actualmente en niveles del 65%). De esta forma, ponerle trabas al "dólar turismo" generaría consecuencias no deseadas para la política cambiaria que complicarían todavía más el panorama para los próximos dos años.

FUENTE: AMBITO FINANCIERO